Sexto ejercicio fin de semana.

CONSTRUCCIÓN VIRTUAL DEL ESPACIO DE LAS CÁRCELES

Introducción

El modelado 3d es una herramienta más en el arsenal del arquitecto. Posee una característica singular y es que deja poco sitio para la ambigüedad y la ensoñación. Un modelo tridimensional es una realidad (virtual) no ambigua, esto es: supone una definición fehaciente de una geometria tridimensional. Esta afirmación no debe entenderse como una validación de la “corrección” del modelo, puesto que el modelo puede estar plagado de errores y aun así no ser ambiguo.
Cuando estamos inventando un espacio, las ambiguedades e indefiniciones son consustanciales al proceso y nos permiten avanzar. Poco a poco, al tiempo que vamos definiendo nuestra creación, vamos eliminando ambigüedades moviéndonos del espacio ensoñado al espacio fehaciente.
El ordenador nos permite generar un andamio tridimensional válido y congruente sobre el que construir nuestras ensoñaciones. Este proceso implica una aproximación al proceso creativo a través de refinaciones sucesivas (según el ciclo  propuesta --> comprobación --> corrección -->> y vuelta a empezar).

Lo que proponemos se puede desglosar en el siguiente proceso:

  1. Propuesta argumental. Aquí trabajamos fundamentalmente con bocetos en planta, sección, alzado, perspectiva, isométrica – en definitiva se trata de crear una primera matriz de nuestra propuesta espacial. Debe nutrirse de lo explorado en los artefactos previos así como los dibujos exploratorios hechos en el caballete.
  2. Construcción de la propuesta en Sketchup. Deberemos organizar nuestra propuesta argumental como una estructura tridimensional modular donde se recoja el argumento propuesto. (Por ejemplo: un espacio central enterrado del que brotan de manera radial otros espacios secundarios que se comunican con el principal a distintos niveles).
  3. Desarrollo de la secuencia argumental de espacios. Sobre la trama propuesta empezamos a definir los espacios, partiendo del central o argumental, en sus elementos estructurales principales.

Cuando nos enfrentamos con la creación de un espacio complejo, la primera estrategia – refinaciones sucesivas – sería el procedimiento general. Dentro del problema y para ir avanzando utilizaremos otra estrategia clásica para resolver problemas complejos: “divide y vencerás”. Este procedimiento implica romper un problema grande y complejo en otros problemas más pequeños y – por tanto – manejables que se van acometiendo uno a uno. Esto supone, por ejemplo, definir primero los elementos estructurales principales a utilizar: pórticos, pilas y vigas, arcos y bóvedas, como piezas de “lego” (componentes y grupos en la jerga de Sketchup) que utilizaremos montándolas en la organización general propuesta en (2), siguiendo el tono creado en (1). Por supuesto, no debemos de olvidarnos de trabajar – dentro de esta fase – con la misma filosofía de refinaciones sucesivas (por ejemplo: creamos primero las pilas como cuboides, sin definir sillares o elementos secundarios que vendrán luego).

La idea general es que con nuestros dibujos y artefactos previos hemos estado creando una serie de viñetas o vistas a un espacio complejo que procederemos a ordenar en Sketchup y del que nuevamente extraeremos vistas sobre las que trabajar para seguir definiendo y caracterizando el espacio (por ejemplo, la cualidad de la luz, el color y los materiales).
Esta aproximación constructiva a la par que ensoñadora, nos permitirá dotar de detalle progresivamente a nuestra propuesta y no caer en la “farsa del detalle” desde el principio (un problema común al trabajo con el ordenador en el que nos engañamos atribuyendo al grado de detalle del modelo su viabilidad o constructibilidad. Un mal proyecto puede estar completamente definido en todos sus detalles, pero seguirá siendo un mal proyecto).

Una consecuencia negativa de la sobredefinición prematura es que cierra puertas en el proceso creativo, llevándonos a engaño sobre el grado de definición real de nuestra propuesta, dando por cerrados asuntos sobre los que realmente no hemos reflexionado. Por tanto, nuestro modelo de trabajo debe ceñirse a la siguiente definición de un croquis o boceto: una propuesta suficientemente definida para darnos claves relevantes sobre el problema en cuestión, pero suficientemente rápido o incipiente como para que “tirarlo a la papelera” y empezar otro no suponga un problema.

ENUNCIADO

Gracias al trabajo realizado el viernes, partimos de una matriz de pórticos para iniciar el trabajo.

Matriz-Pórticos

Lo descrito antes se puede describir con una posible secuencia de operaciones:

  • Seleccionar al menos 4 pórticos de los creados el viernes en clase y organizarlos en corredores paralelos, juntándolos, apilándolos, etc. Dicha organización se puede hacer a partir de una retícula regular. Los pórticos son un punto de partida: se pueden modificar, romper, unir, etc.
  • Cubrir dichos corredores con bóvedas, arcos, etc., apropiándonos del lenguaje de Piranesi
  • Conectar dichos pórticos mediante pasarelas, rampas y escaleras para permitir su recorrido.
  • El espacio generado debe tener un orden que remita a una posible secuencia de entrada y exploración. Esto es: no se trata de generar un espacio isotrópico según una retícula rectangular (ese sería el punto de partida, no el final del ejercicio). Por tanto, es necesario imaginar un espacio que hace de entrada al complejo y al menos una estancia central que culmine nuestra exploración. Para ello habrá que explorar qué ámbitos merece la pena jerarquizar – quizá haciéndolos más grandes uniendo varias “celdas” de la trama de partida por ejemplo.
  • El acceso no tiene porqué ser desde el suelo. Si pensamos que nuestras cárceles van a ser subterráneas una acceso desde el techo es perfectamente posible…
  • La figura humena debe estar presente.

La entrega

  1. El espacio construído. Se creará un modelo en Sketchup según lo expuesto anteriormente. El modelo resultante se representará en plantas, secciones, isométrica, perspectiva a partir del modelo. (la herramienta sección de Sketchup permite hacer cortes. Así mismo las vistas pueden hacerse paralelas – sin perspectiva – en el menú Cámara -> Vista paralela)
  2. El espacio ensoñado. Se realizarán vistas desde dentro del espacio usando las herramientas de caminar y mirar de Sketchup. Dichas vistas se utilizarán como base para realizar dibujos de corte más emocional que exploren el color y el ambiente. Dichas vistas pueden realizarse a mano o con Photoshop. Será necesario realizar al menos 4 vistas según la secuencia argumental propuesta (ver como referencia las vistas de Carlos Beizaga).

REFERENCIAS

Os adjuntamos algunos ejemplos de compañeros vuestros de otros años.

Ángela Ameztoy
Carlos Beizaga
Elisa Marcos
Matías Rico
Anuncios

Los comentarios están cerrados.