archivo

Exposiciones

alhambra_museo_arqueologico_manso_laurent_06

Exposición en el Museo Arqueológico Nacional (C/ Serrano, 13, detrás de la Biblioteca Nacional) organiza esta interesante exposición de fotografía de la Alhambra que tiene un interés evidente para nosotros y el trabajo en curso.

El Museo Arqueológico Nacional presenta una mirada íntima y personal a los jardines y palacios de la Alhambra, a través de 57 fotografías realizadas con la misma técnica –una máquina de placas–, pero por dos artistas diferentes separados 150 años en el tiempo. Se rinde, así, homenaje a la belleza monumental de este conjunto y de su entorno natural, Patrimonio de la Humanidad desde 1984 y uno de los iconos artísticos de España.

Jean Laurent (1816-1886), francés afincado en Madrid desde 1843, fue uno de los fotógrafos comerciales más importantes del siglo XIX. Se exhiben ahora 22 obras seleccionadas de su catálogo dedicado a Granada y al monumento nazarí, un valioso documento visual de la ciudad andaluza durante la segunda mitad del siglo XIX, y una magnífica muestra del conocimiento de las técnicas de representación fotográfica propias de la época.

Fernando Manso (1961), dedicado desde hace dos décadas a la fotografía artística con las mismas técnicas del siglo XIX, muestra 35 obras de gran formato, resultado de más de 500 horas de inmersión en la Alhambra, para ofrecer al espectador una visión meditada, diferente e inédita.

Anuncios

La exposición que abrirá el Museo John Soane próximamente dedicada al mundo de G. B. Piranesi nos permite adentrarnos en los famosos dibujos de las cárceles así como disfrutar de la presencia de los múltiples artefactos que produjo la mente de este creador juguetón.

Utilizando tecnología digital de modelado e inmersión, la empresa Factum Arte, ha materializado parte de la arqueología imaginaria del auto nombrado “gran experto en arte romano y clásico” y que es un ejemplo para todos los que nos iniciamos en el mundo de la creación de mundos, figuras e imágenes.

20140307-100514.jpg

El Museo del Prado está montando una instalación muy recomendable en su exposición permanente, en la que están colocando distintas piezas de los fondos del Museo Nacional de Ciencias Naturales junto a obras con las que establecen un diálogo a veces conflictivo a veces no tanto.

Impresiona ver anfibios conservados en formol junto alas pinturas negras de Goya o a un toro disecado con toda su presencia en la galería central.

Os recomendamos que os perdáis por las salas del museo y, de paso, ejercitéis el apunte.

Acompaño unos apuntes de un fragmento de la “Adoración de los reyes magos” de Rubens.

La galería Ivory Press organiza la exposición monográfica dedicada a Ron Arad desde el día 5 de septiembre.

Arad es diseñador, arquitecto, artista. Ni es fácil encasillarlo ni él está interesado en ese tipo de catalogaciones trasnochadas en un mundo en el que los trasvases entre disciplinas están a la orden del día. Lo que sí le interesa es despertar en la gente la idea de que no tienen que aceptar que las cosas sean como otros les han dicho que deben ser, que existe la posibilidad de otros modos de hacer. Y es esa búsqueda la que le inspira curiosidad y actúa como motor de su investigación, siempre a la caza de nuevos materiales o tecnologías a los que hincarles el diente: «Con esta exposición pretendo que la gente disfrute, que haga conexiones que no son tan evidentes, que se sorprendan, que descubran mi trabajo. Es una muestra relajada y muy generosa con el público de Madrid, y espero que la gente pase por aquí a practicar el ping-pong».

La mesa de ping-pong en cuestión es ya un clásico de sus exposiciones. Por supuesto, la ha diseñado él y es metálica y ondulada, con lo cual les aviso que jugar en ella romperá todas sus ideas preconcebidas sobre el juego. Un aperitivo que además les prepara la mente para lo que van a ver.

Ana Domínguez Siemens / Ver reseña completa en el suplemento cultural de ABC

Mesa de Ping Pong, Ron Arad Associates