INTERPRETACIÓN DEL VÍDEO DE BILL VIOLA ANTHEM

CUESTIONES PREVIAS

Pensar en formato vídeo

En estos momentos del curso estamos tratando de generar y recopilar ciertos materiales para plantear una situación generativa, un espacio matriz en formato vídeo del que surgirá, en su día, una propuesta arquitectónica.

Ese vídeo matricial poseerá cierta “tonalidad emocional” – resultante de cierta postura frente a la realidad – generada a partir de una obra de arte y contendrá diversos materiales capaces de reaccionar entre sí propiciando ciertas configuraciones. El video matricial irá variando a lo largo del curso, incorporando nuevos elementos y estableciendo relaciones cada vez más complejas entre ellos.

La elección del formato vídeo como medio de trabajo se debe a que aprovecha la potencia de las nuevas tecnologías y se adecúa a las circunstancias pedagógicas, permitiendo visualizar y comunicar fácilmente el “ámbito generativo” que se va concretando al proyectar.

Los vídeos actuales

Los vídeos producidos hasta ahora han sido de muy baja calidad, carentes de organización y con escasa capacidad de conmoción. Con el fin de paliar esas deficiencias se propone analizar el vídeo “Anthem” de Bill Viola, atendiendo especialmente a su estructura. Suponemos que el análisis de un vídeo de calidad elaborado por otro puede facilitar criterios para organizar un vídeo propio.

“Anthem”

Hemos seleccionado este vídeo tanto por su capacidad de conmoción como por su peculiar estructura.

“Anthem” conmueve porque presenta asuntos importantes – la relación de la civilización industrial con el medio ambiente, con el cuerpo – mediante imágenes impactantes. Sin embargo, su argumento no está  claro; quizá porque no puede estarlo dada la complejidad del tema, salvo que se caiga en la demagogia. Por un lado parece que hay una postura de denuncia frente a la cultura de la máquina, pero por otro lado parece que las máquinas facilitan la vida, incluso la salvan…Anthem es contradictorio, plantea la contradicción y no se trata de una carencia de la obra: el arte – frente a otros modos de pensamiento – es el espacio en el que la contradicción puede ser planteada y pensada.

En definitiva Viola nos conmociona al proponer un tema conflictivo y lo abre a la reflexión, animando al espectador para que lo piense y tome una postura. En consecuencia, Viola no cierra el sentido y deja el asunto en un estado matricial, de “pre-figuración”. Aunque se trata de una obra terminada y, por tanto, concreta, su ambigüedad hace que su argumento permanezca abierto, dando pie a diversas interpretaciones posibles.

Poema visual

Mientras que el cine habitual narra una acción que transcurre en un lugar, trabando las imágenes mediante un argumento perfilado, “Anthem” no narra nada concreto y su material está tan poco trabado como su argumento. Las imágenes se relacionan entre sí en función de cómo y cuándo aparecen en el vídeo y también mediante un sistema de alusiones, evocaciones y resonancias cruzadas que concretan tramas de relaciones más o menos patentes.

“Anthem” constituye una especie de “poema visual”: ciertas imágenes, que hacen el papel de ciertas palabras, se agrupan con cierto orden, según cierta métrica y cierta rima; según cierta estructura.

Las imágenes –igual que ocurre con las palabras de un poema- poseen un carácter metafórico y no aluden a sus referentes de una manera denotativa sino connotativa.

Así, cuando José Ángel Valente escribe:

“Como la tierra seca abre
su dura entraña al agua,
como el galope de un caballo fuerza el horizonte
y hace saltar el corazón los límites
de la indefensa vida: así has venido tú.”

los términos <<tierra>>, <<entraña>>, <<agua>>, <<galope>>, <<caballo>>, etc. no tienen el carácter de meros signos que designan ciertas realidades del mundo empírico, sino que poseen más bien el carácter de símbolos que aluden indirectamente, connotativamente, a esas realidades. Pero los símbolos no están sueltos sino que forman parte de una <<cadena de símbolos>> que la obra concreta y que acaba de darles sentido.

En la obra, las palabras adquieren un sentido nuevo, alejado del <<sentido común>> originario. El sentido de cada palabra queda afectado y teñido por el sentido del poema en que se inserta. Del mismo modo, la piedra del Partenón no tiene el carácter neutro de la mera piedra de la cantera, su carácter ha sido transmutado, reorientado, por el carácter de la obra en que se inserta.

En definitiva, toda obra de arte constituye un espacio con sentido propio y los materiales que utiliza adoptan el sentido de ese espacio al que pertenecen y que contribuyen a formar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s