Recopilación y organización en formato vídeo una serie de imágenes, texto y música, para constituir con ese material un lugar de evocaciones y sugerencias del que surgirá, en su momento, la propuesta arquitectónica.
Ejercicio a entregar el jueves 3 de marzo

Hay que constituir ese lugar de evocaciones y de sugerencias, alimentándolo con diversos materiales, unos procedentes de la ficción y otros de la realidad.

Hemos comenzado por la ficción, seleccionando obras de arte que constituyen ficciones, modos de ver la realidad que son alternativos al modo convencional de ver.
Seleccionar una obra no es fácil y ha sido necesario tantear.
Se han desarrollado interpretaciones de obras.
Los diversos cuadros seleccionados, más sus interpretaciones, constituyen un primer material para ese lugar de evocaciones y sugerencias.
Tanto las obra completas como ciertos fragmentos de ellas pueden ser material seleccionado.
Es necesario, sin embargo, aportar más materiales. Los cuadros seleccionados forman parte de un contexto que es la obra de un autor. Posiblemente hay obras similares que añadir.
La obra de un autor suele formar parte de un movimiento artístico. Seguramente hay obras similares a las seleccionadas que resulta interesante añadir también.
También es posible  que ciertos cuadros evoquen obras de otros ámbitos artísticos como la arquitectura, la escultura, la fotografía, el cine, la literatura, etc.

*

Por otra parte, es necesario alimentar ese lugar de evocaciones con materiales provenientes de la realidad.

  • Un cuadro puede llevarnos  a recordar ciertos lugares reales.
  • Un cuadro puede evocar ciertos materiales que interesa recopilar para añadir a ese lugar.

El pintor asturiano Evaristo Valle tenía una colección de 2000 conchas de animales marinos cuya textura nacarada influyó enormemente en su tratamiento del color. Es conocida la colección de objetos del escritor chileno Pablo Neruda, que formaba parte de su mundo de evocaciones. El pintor inglés Francis Bacon tenía una enorme colección de fotografías que era parte de su mundo imaginario y que influía en sus cuadros. El arquitecto Sainz de Oiza contaba cómo la luminosidad de un trozo de alabastro había desencadenado un proyecto de arquitectura.

*

En definitiva, se trata de agrupar una serie de materiales relacionados por sistemas de evocaciones: unos materiales llaman a otros y esa llamada los relaciona. Esos materiales constituyen familias que mantienen ciertas relaciones entre sí.

Al final, el mundo imaginativo del creador constituye una especie de compleja geografía donde pueden reconocerse ciertos centros y ciertas periferias. Se trata, en realidad, de un sistema de lugares y de transiciones entre lugares muy parecido a la estructura de nuestro propio cerebro. Seguramente, estamos hablando de nuestro propio cerebro.

*

A pesar de la gran dificultad que el asunto conlleva, se propone ahora intentar hacer explícito ese lugar, que suele ser inconsciente o implícito. Y se pide hacerlo en formato vídeo, con las condiciones narrativas de ese medio. Debe emerger un carácter, un argumento para ese lugar; un argumento latente.

*

Hablando de carácter y de argumentos latentes, se recomienda el visionado del vídeo de 12 minutos ANTHEM del americano Bill Viola. Se trata de un buen ejemplo de agrupación de material muy diverso  con un argumento latente que no llega a ser explícito.

Anuncios
2 comentarios
  1. Kiko dijo:

    En el libro “Viola on Vídeo” que acaba de publicarse en español se habla mucho de esta obra,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s