Introducción

La construcción de la arquitectura implica dos momentos fundamentales:

Un primer momento, el del proyecto, en el que el arquitecto tantea y concreta lugares virtuales mediante el dibujo y otros lenguajes, y un segundo momento, el de la construcción, en el que ese lugar virtual se hace material gracias, precisamente, a los documentos concretados en la etapa del proyecto.

Una vez construido, el lugar virtual, que en cuanto tal sólo era accesible a través de la imaginación, se hace ahora real y accesible al cuerpo, que puede penetrar en él para refugiarse y descansar, así como para encontrarse con otros cuerpos en torno al desarrollo de alguna actividad social.
El oficio de arquitecto -pero también el de empresario, político o militar, por ejemplo- implica, por tanto, la capacidad de anticipar, de imaginar, situaciones o escenarios que todavía no existen para hacerlas posibles en el mundo real. Esa anticipación se desarrolla, en el caso de la arquitectura, gracias a la utilización del dibujo -imprescindible para concretar las figuras arquitectónicas- y de otros lenguajes, como los de la palabra hablada o escrita -imprescindibles para comunicarse con los clientes y con los constructores pero necesarios también para imaginar esos lugares o para ensoñarlos-.
Es frecuente, en efecto, que relatos de diversos tipos aparezcan asociados a la arquitectura, relatos que complementan el carácter utilitario, que toda arquitectura debe tener, con la capacidad de producir ensueño que toda verdadera arquitectura construida también debe poseer (El filósofo Eugenio Trías sostiene que lo construido sólo es arquitectura cuando permite ensoñar. Es decir, el papel de lo construido no se acaba en su utilidad inmediata, además debe satisfacer otras necesidades esenciales -anímicas y espirituales- del ser humano, como la capacidad de ensoñar).
Respecto a esa interrelación relato /arquitectura consideremos, por un lado, los textos que aparece antes de la arquitectura y que ayudan a inventarla. Pensemos en los manifiestos asociados a ciertos movimientos arquitectónicos, como el Manifiesto de la Arquitectura Neoplástica, por ejemplo, textos que ayudan a inventar la arquitectura desde cierto marco ideológico, poético o estético. Pero recordemos también los textos aparecidos después de que las obras hayan sido construidas -como los Cuentos de La Alhambra de Washington Irving, por citar un solo ejemplo entre tantos otros de este tipo- y que muestran esa capacidad de la verdadera arquitectura para alimentar nuestra necesaria capacidad de imaginar.
Nos parece, por tanto, imprescindible, dado su carácter esencial, incidir en este asunto y complementar en este ejercicio que estamos desarrollando sobre las Cárceles de Piranesi la utilización del dibujo con la del lenguaje escrito.

*

ENUNCIADO DEL EJERCICIO

ELABORAR UN RELATO SOBRE LAS CÁRCELES DE PIRANESI.

El ejercicio que estamos desarrollando consiste en sumergirse imaginariamente en el mundo que Piranesi inventa a través de sus grabados, y lo estamos haciendo poco a poco. Hemos comenzado con dibujos gestuales que implican un acercamiento emocional del espacio, a través de las luces y las sombras, sin considerar todavía los aspectos racionales y constructivos de esos lugares.

Con el ejercicio que ahora proponemos pretendemos que llevéis a cabo una inmersión más intensa en esos lugares, pero ahora a través de la palabra escrita. Se trata, en definitiva, de escribir un relato de extensión libre en la que cierto personaje se sumerge en las Cárceles de Piranesi relatando su experiencia. Para facilitar el trabajo suponemos que ese personaje es el protagonista del relato de Jorge Luis Borges “El Inmortal”, que aparece en el libro de cuentos “El Aleph”.
Borges relata la secuencia en la que el soldado romano penetra en la Ciudad de los Inmortales describiendo su aspecto. Nosotros proponemos que la Ciudad de los Inmortales sea ahora las Cárceles de Piranesi y que la narración describa ese lugar.

  • El trabajo se desarrollará entre esta semana y la siguiente.
  • Comenzareis el trabajo con un pequeño resumen del relato de Borges hasta el momento en que el soldado penetra en la ciudad, y a partir de ese punto pegaréis vuestro escrito.
  • El relato que hagáis debe referirse, al menos, a tres de las imágenes que os hemos dado.
  • Esta semana deberéis tantear -a nivel de boceto- varias posibilidades de relato, colocando las imágenes en uno u otro orden.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s